Después de varios intentos en el Congreso para la aprobación de la Ley de Fomento a la Inversión y Empleo, no se lograron los consensos para la aporbación de la misma.

Con el fin de proteger los niveles de empleo que actualmente genera la industria de vestuario y textiles, así como los call centers y empresas de teconolgía, se aprobó en el Congreso el Decreto 19-16, denominado "Ley Emergente para la Conservación del Empleo"

Esta inciativa permite a los sectores indicados, solicitar un plazo de 10 años de beneficio de ISR por las utilidades que generen por sus ventas.

Para el resto de los secotres productivos, no existe esta posibilidad.

Y basado en los compromisos que Guatemala tiene ante la OMC, esta iniciativa elimina el beneficio del ISR por las utilidades que se generan por la actividad de exportación, a partir del uno de enero del 2016.