Con el fin de cumplir con la Organización Mundial de Comercio, el Congreso de Guatemala ha recibido la iniciativa 4894 para aprobar la Ley de Fomento al Empleo, cuyo objetivo es promover nuevas inversiones y generación de nuevos empleos. Las empresas que cumplen con las condiciones de mantener cierto número de empleados (5-80), e invertir determinado monto (US$ 500,00.00) serán elegibles para aplicar a la nueva ley.

La propuesta se encuentra actualmente en el Congreso Nacional para su discusión, y se espera su pronta aprobación para beneficio de Guatemala.

Los beneficios de la Ley de Fomento al Empleo incluyen la exoneración de impuesto sobre la renta, el régimen de importación temporal de materias primas, exoneración de impuestos de importación para maquinaria y equipo, exención del IVA sobre las compras locales de insumos y prestación de servicios, entre otros.

La nueva inicitativa tiene diferentes posibilidades para empresas de servicios, industriales, comerciales y operaciones. La ley promueve diferentes beneficios dependiendo si las empresas se establecen en las zonas urbanas o rurales.

La nueva iniciativa establece que la Ley de Fomento y Desarrollo de la Actividad Exportadora y de Maquila, Decreto 29-89 y la Ley de Zonas Francas, Decreto 65-89 mantendrá su vigencia, y las empresas pueden seguir trabajando en éstos decretos, sólo tomando en cuenta que el beneficio del impuesto sobre la renta vence el 31 de diciembre de 2015. Las empresas tienen que analizar sus opciones para aplicar a esta nueva iniciativa o mantener sus operaciones en cualquiera de las dos leyes existentes. Existen limitaciones en algunas áreas que deben ser considerados, pero también nuevas oportunidades a los nuevos incentivos.